Maradona critica uso del VAR y afirma que tanto de Eduardo Vargas fue legítimo

El uso del VAR en los partidos de la Copa Confederaciones no ha pasado inadvertido para nadie, sobre todo después del duelo de ayer de Chile ante Camerún (2-0), donde hasta Diego Armando Maradona afirmó que el gol anulado a Eduardo Vargas fue legítimo.

Esto es probar, porque creo que el gol de Vargas ayer, que le da la pelota (Arturo) Vidal, es un gol regular totalmente. Los árbitros, cuando los juntan a los capitanes en los campeonatos del mundo, dicen que si tiene ventaja el delantero, que siga. Ese es el reglamento, porque la gente lo que quiere ver es gol. No quiere ve una defensa sincronizada o que no se le pueda entrar por ningún lado”, señaló el 10 al programa Estudio Fútbol.

“La tecnología ha llegado al fútbol pero también hay que poner a jugadores de fútbol que también puedan tener su opinión con respecto al gol. La gente va a la cancha a ver gol”, sentenció el ex jugador de Boca Juniors.

El ex volante también criticó al seleccionador de Argentina, Jorge Sampaoli, luego de los partidos de la albiceleste frente a Brasil y Singapur.

Creo que Sampaoli no sabe más que Bauza. Sampaoli le tirás la pelota y te la devuelve con la mano. No te creas que fue un gran jugador o es muy pensante. No te creas que en Sevilla hizo muchas cosas. Fue a Barcelona y se comió cinco. Hay que ver bien cuando uno contrata. Ojalá sea mentira que le hicieron un contrato de 5 años”, señaló.

“A mi Sampaoli me llamó cuando estábamos en la Davis de Croacia. Me dijo que me iba a ser un homenaje en Sevilla, que me quería conocer, que quería hablar de fútbol. Después vino lo de la Selección y no me llamó nunca más. Después me entero de que lleva ocho entrenadores. Para llevar ocho entrenadores, que se quede en la casa. Estoy muy enojado con Sampaoli. Yo estaba mirando la Copa Davis, salgo para hablar con él y me perdí casi 20 minutos hablando de proyectos, de un montón de cosas. Después cuando sale lo de Argentina, le hace la lista Verón, otro que no puede hacer una lista. Mejor que haga la lista de Inglaterra y no de Argentina”, sentenció.

¿Quién no recuerda el golazo que marcó Maradona a Inglaterra en el Mundial de México del 86’?

Más allá de ese gol y unos cuantos años después Hugo Sánchez contó en la televisión una historia bastante curiosa que ha pasado a la memoria de todos los aficionados al fútbol.

Resulta que durante todos los partidos de la selección mexicana que se celebraban en el Estadio Azteca la selección de México siempre vigilaba que la hierba estuviera lo suficientemente alta como para ralentizar el juego todo lo posible, adaptando así el movimiento del balón al tipo de juego de los jugadores. Pero, por desgracia la selección mexicana cayó derrotada y los operarios del estadio optaron por cortar la hierba a su nivel original ya que al fin y al cabo el mundial para ese país había terminado.

Pero llegó el partido de Inglaterra – Argentina, el cual se celebraba casualmente en el Estadio Azteca. Con la hierba a un nivel mucho más bajo del normal Maradona consiguió desplazar la pelota a un ritmo vertiginoso consiguiendo ese gol tan bien guardado en la mente de todos los argentinos; cuenta Hugo Sánchez que probablemente si la hierba hubiera estado a su nivel original todas las apuestas deportivas que daban esa jugada como terminada en gol hubieran fallado estrepitosamente.

Esto no es más que una buena muestra de la importancia de las pequeñas cosas en el fútbol a la hora de apostar a un resultado, ya que un simple cambio de nivel en la hierba puede marcar el resultado de un partido de antemano.

Marcelo Salas quiso hacerse los rulos de Maradona

 Idolo en River Plate, el ahora retirado Marcelo Salas contó en una entrevista en la revista El Gráfico que admiraba a Diego Armando Maradona, emblema de Boca Juniors, y que quiso hacerse el mismo peinado, que cuando jugador intercambió camiseta con el 10 y que incluso tiene los zapatos que uso en Napolí.

“Yo tenía 11 años y no me importaba que hubiera pica con Argentina, para nada, yo quería que ganara Argentina. Grité los goles contra Inglaterra. Y quería conocer a Maradona. Por aquel tiempo me agarró la loca de hacerme los rulos como los tenía Diego. Ya había decidido ir a la peluquería y todo, pero se enteró mi mamá y no me dejó. Ahí nomás murió la idea”, recordó El Matador.

“El día de mi debut en la Selección mayor. Fue en 1994, un partido que se jugó en Santiago, preparatorio para el Mundial de Estados Unidos. Empatamos 3-3 y apenas terminó, me acerqué a Maradona y le grité “Idolo, ídolo” y él me dijo: “Bien, Marcelo”. No podía creer que supiera mi nombre. Fue algo impactante que me conociera y que me llamara así. Un tiempo después, en un Boca-U de Chile, le pedí la camiseta y me la dio. Aclaremos que fue la única camiseta de Boca que pedí. Y la única que tengo”, admitió.

Respecto a los botines relató que “los conseguí en una subasta de beneficencia que se hizo en la Juventus. Los tenía Ciro Ferrara, que había sido su compañero. Yo oferté un buen dinero y me los quedé. (…) Los tengo bien guardados en mi casa, no los usé nunca, son una reliquia. Además, no me entran, me quedan chicos”.

Argentinos no soportó humillación brasileña en el Diego Maradona

En la Copa Libertadores la “sangre hierve” y ayer no fue la excepción. Argentinos Juniors cayó 2-4 frente a Fluminense, quedó eliminado y no hayó nada mejor que desquitarse con los brasileños -por algo existe la rivalidad entre ambos países-, que celebraban en el centro del campo del estadio Diego Armando Maradona.

Mundiales: Los Grandes que lo vieron por TV

Ayer se dieron a conocer las nóminas para el Mundial de Sudáfrica 2010. Muchos expectativas entre los hinchas y, más aún, entre los propios jugadores que quedaron fuera de la cita africana.

Así, Gago, Zanetti, Benzema, Van Nistelrooy, Totti, Ronaldinho y Adriano tendrán que ver el Mundial por TV. De hecho el goleador de Flamengo, al saber la noticia, se puso a llorar.

Hace 32 años un promisorio volante argentino también hizo lo mismo al saber que no jugaría en el evento de su país. “Cuando me quedé fuera del Mundial de 1978 lloré mucho, pero (César) Menotti eligió a otros muchachos, como Julio Villa y Omar Larrosa”, comentó hace pocos días Diego Armando Maradona.

Hay otros que no les importa quedar excluídos, como el caso del inglés Paul Scholes. “Yo lo intenté, dependía exclusivamente de él. Lo seguimos durante la segunda parte de la temporada y jugó muy bien. Pero él prefiere quedarse con su familia”, afirmó el DT Fabio Capello.

Un histórico que no jugó ningún mundial fue el actual presidente honorario del Real Madrid, Alfredo Distéfano. Las lesiones y la mala racha de las selecciones de Argentina y España lo dejaron con la espina clavada.

El mismo caso es el de Ladislao Kubala, que pese a jugar para tres selecciones:  Checoslovaquia, Hungría y España no pudo jugar. Llegó con 35 años a Chile 62, pero una lesión lo obligó a ver el torneo en el banco de suplentes.

Eric Cantona, símbolo del Manchester United, no pudo llevar a Francia a un mundial y se quedó con las ganas de demostrar su talento, al igual que George Best, que pese a ser uno de los ídolos del mismo club que el francés, se quedó sin vestir la camiseta de Irlanda del Norte en una cita planetaria.

A veces el talento de un jugador no basta para llegar, como es el caso del volante del Manchester United, Ryan Giggs, ya que el rendimiento de Gales no le permitió no siquiera soñar con jugar un Mundial.

En la misma situación quedó George Weah, un goleador de fuste con todas las camisetas (Mónaco, PSG, Milan y Chelsea), pero que no le alcanzó para llevar a Liberia al “magno evento”. “El fútbol me lo ha dado todo, salvo la oportunidad de jugar un Mundial con mi país“, recordó el mejor jugador del mundo en  1995.

El caso de Jorge Valdano es distinto. El ex delantero del Real Madrid fue una de las figuras de Argentina en 1986, pero luego sufrió una hepatitis que lo obligó a dejar el fútbol. Carlos Salvador Bilardo lo animó a retomar la actividad para disputar el de Italia 90, pero al final lo dejó marcando ocupado. “Crucé el mar y me ahogué en la orilla”, señaló el actual dirigente “merengue”.

 Chile: de Prieto a la polémica de Candonga

 En Chile, Ignacio Prieto quedó fuera de Alemania 74. “Me dolió muchísimo. Venía de mi mejor año en la liga francesa y había sido elegido el mejor en mi puesto. Pero con el tiempo lo superé e, incluso, viajé a Berlín a ver los partidos por mi cuenta”, recordó el volante a La Cuarta.

 Miguel Ángel Gamboa también lo vio desde afuera. “No me dolió, porque me lo esperaba. En esos tiempos los dirigentes y la prensa influían mucho en las nóminas y elegían a los jugadores”.

 El caso más emblemático fue el de Juan “Candonga” Carreño, quien fue crucial en la última etapa de la eliminatorias para Francia 98. Sin embargo, Nelson Acosta, cuando dio la lista, lo excluyó por un supuesto desagrro y el jugador aún sangra por la herida y también culpa a Iván Zamorano.

 “Fui compañero suyo (Zamorano) en la Selección y si no fui al Mundial de Francia fue por su culpa. Él mandaba la Selección Chilena en ese tiempo y decidió llevar a su regalón, que era (Manuel) Neira. Hice el último gol de la clasificación y no me llevaron. Zamorano fue el cabrón de esa eliminatoria. A mí me pueden dar cualquier explicación, pero el daño que me hicieron en ese minuto no lo midieron. Me pudieron haber dejado cinco meses antes, como dejaron a Valencia (El Huevo) y otros, lo hubiera entendido, pero no un día antes de viajar”, dijo “Candonga” en una entrevista realizada por The Clinic.