¿Quién no recuerda el golazo que marcó Maradona a Inglaterra en el Mundial de México del 86’?

Más allá de ese gol y unos cuantos años después Hugo Sánchez contó en la televisión una historia bastante curiosa que ha pasado a la memoria de todos los aficionados al fútbol.

Resulta que durante todos los partidos de la selección mexicana que se celebraban en el Estadio Azteca la selección de México siempre vigilaba que la hierba estuviera lo suficientemente alta como para ralentizar el juego todo lo posible, adaptando así el movimiento del balón al tipo de juego de los jugadores. Pero, por desgracia la selección mexicana cayó derrotada y los operarios del estadio optaron por cortar la hierba a su nivel original ya que al fin y al cabo el mundial para ese país había terminado.

Pero llegó el partido de Inglaterra – Argentina, el cual se celebraba casualmente en el Estadio Azteca. Con la hierba a un nivel mucho más bajo del normal Maradona consiguió desplazar la pelota a un ritmo vertiginoso consiguiendo ese gol tan bien guardado en la mente de todos los argentinos; cuenta Hugo Sánchez que probablemente si la hierba hubiera estado a su nivel original todas las apuestas deportivas que daban esa jugada como terminada en gol hubieran fallado estrepitosamente.

Esto no es más que una buena muestra de la importancia de las pequeñas cosas en el fútbol a la hora de apostar a un resultado, ya que un simple cambio de nivel en la hierba puede marcar el resultado de un partido de antemano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s