Fútbol versus Música: Verdadera pasión

Tras el minuto 90 y la obtención de cada título suena una inconfundible música. Con ciencia cierta es “We are the champions”, de Queen, hasta ahora el himno para todos los campeonatos en el mundo. ¿Simple casualidad? Al parecer no lo es, ya que la música y el fútbol han ido de la mano desde hace mucho tiempo y se ha masificado con los himnos mundialistas.

 Esto se puede verificar con las canciones más recordadas de las citas planetarias en la década del 90: “Un’estate italiana” (Italia 1990) interpretada por Edoardo Bennato y Gianna Nannini; “Gloryland” (USA 1994) por Daryl Hall & Sounds of Blackness y “La Copa de la Vida” (Francia 1998) por Ricky Martin.

 También hay músicos que se han inspirado y han escrito notables temas, como Mano Negra (Santa Maradona – Si yo fuera Maradona), Bersuit (Tributo a Maradona), Andrés Calamaro (Maradona), Los Miserables (El crac), La Granja (Eto’o), o Skank (Paulistano – Uma partida de futebol).

 “En la música y el fútbol encuentro similitudes en que son negocios crueles. Al final, estamos traficando con emociones,” dijo la rockera azteca Ely Guerra, hija del ex jugador y entrenador Alberto Guerra, que llegó a dirigir a la selección mexicana.

 Siguiendo con la lógica de la cantante mexicana, basta recordar que más allá del apego emocional a un club o selección, también hay mucho de oportunismo, como ocurrió con Mala Junta y su disco para la Roja en el Mundial de Francia 98.

 Ese mismo Mundial dio pie para que los integrantes de U2, durante el recital que ofrecieron en el Estadio Nacional,  se vistieran con los colores de Chile. Mientras comenzaba a sonar Lemon, se empezó a ver los goles de Marcelo Salas ante Inglaterra en Wembley, y luego emergieron los cuatro integrantes del grupo con camisetas de la selección chilena, salvo Bono.

 Cambio de rubro

 En el fútbol hay mucho juego de conjunto y, por cierto de duplas, como Zamorano-Salas (los Za-Sa), pero ha todos les sorprendió la que hizo Marcelo Barticiotto y Keko Yunque en el Festival de Viña de 1999, quienes cantaron “Nada es importante”, una tema escrito de puño y letra por el argentino nacionalizado chileno durante las extensas concentraciones.

 Pero hay jugadores que derechamente han decidido dejar la actividad, como el ex Vélez Sarsfield, Perugia (Italia) y Boca Juniros, Fernando “El Rifle” Pandolfi, quien a los 27 años, largo todo y cambió el pasto por el escenario. “Para tomar la decisión tardé mucho, porque vengo de una familia futbolera y el fútbol era el sustento de mi vida”, señaló a medios argentinos el líder de Mil Hormigas y ex Actitud Sospechosa.

 “Antes de salir a cantar siento la misma adrenalina que tenía antes de entrar a una cancha. Es la misma ansiedad, nervios, dudas, cómo te va a salir todo… La única diferencia es que antes de subir al escenario, me puedo tomar un whisky”, agregó.

 El que hizo lo contrario fue Sir Elton Jonh, quien desde pequeño fue un fanático del Watford inglés. En 1976, se convirtió de pleno en Presidente , Presidente Honorífico y Vitalicio del club.  Aunque en el 2008 renunció a todo por desavenencias con el manejo de la institución.

 Otro que no esconde su afición es el ex Oasis, Liam Gallagher, quien fue el encargado presentar este verano europeo el nuevo modelo de la camiseta del Manchester City, el club de toda la vida.

 Así, el fútbol ha traspasado todas las fronteras y en la actualidad cualquier persona puede ingresar a sus millonarios contratos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s