No hay que celebrar antes de tiempo

Los jugadores de ambos equipos abrazados y rezando en el centro del campo. Doce pasos separan el paso a la cuarta división de Italia, que disputan hasta el último minuto del Dro y el Termemo.

El portero Loris Angeli está confiado en contener el penal y así su equipo, el Dro, lograr la victoria. Por otro lado, Michael Palma se ve seguro y acomoda el balón. Pero el delantero, con un tiro demasiado fuerte, ve golpear el esférico en el travesaño. Y parte la celebración de los primeros y la soledad más absoluta para el atacante.

Pero el balón aún no cae y el portero grita su victoria. Palma, en cambio, de espalda al arco, sólo atina a llorar su desgracia. Claro que todo cambió en un par de segundos, cuando en el estadio quedan todos absortos cuando la pelota cae e ingres al arco. El juez valida la conquista y se arma la polémica.

La federación se lava las manos y manda a repetir el duelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s