El Diván de Bielsa

El DT estuvo por 2 horas y 18 minutos al frente de los micrófonos para explicar su rechazo a la candidatura de Jorge Segovia a la ANFP y apoyar al actual titular Harold Mayne-Nicholls. Acá los principales extractos.

“¿Por qué lo hice? Porque no tengo seguridad de lo que comente sea o se corresponda con mi cargo y mi idiosincrasia, que no es la de ustedes. Aprendí, de estos tres años del país que me recibió, el valor de la moderación. Por el país en que nací, soy exaltado, aquí aprendí que la sinceridad a veces es dañina, que la frontalidad a veces nos separa en vez de resolver, aprendí el valor de ser moderado. Es más, si tuviera que decir por qué Chile es el país que es, diría que lo es por la moderación con que toma sus decisiones. A nosotros nos guía mucho el impulso, la emoción, y eso no es bueno. Acá verifiqué que no había nada mejor que moderar la mirada”.

 “Quiero contarles algo: voy a decir muchas cosas que nunca dije. Cuando me ofrecieron la selección de Chile le dije a unos cercanos ‘vamos a juntarnos 4 ó 5 días, díganme si debería intentar el proyecto Chile’. Vimos partidos, hablamos fútbol, hicimos una lista de 22 jugadores. Y dije con estos jugadores vamos a clasificar al Mundial. Al año, de los 22 quedaban 9 vigentes: mi cálculo fue equivocado”.

“Mi capacidad para imaginar lo que los futbolistas pueden hacer falló en el 60%. Fue el motivo por el que di el último paso. Antes de llegar a la decisión final, el presidente de la ANFP me dijo ‘quiero que conozca el sitio donde va a trabajar, antes de que firme’. Y lo tengo grabado como si fuera hoy: entramos a Pinto Durán, y era la hora de la siesta, y estaban los empleados durmiendo la siesta, acostados en el césped. Me llamó atención que veían al presidente, pero seguían descansando. Y me llamó la atención el estado del lugar: ‘Si este tipo me muestra esto antes de empezar, tengo que calificarlo como un tipo sincero’. Eso es hacer lo contrario de lo que me está proponiendo. Tengo la foto del lugar donde todo esto pasó y qué había. Tengo especial cariño por Pinto Durán. Cada una de las modificaciones que pasaron por Pinto Durán las tengo registradas en fotos: lo que había antes, lo que hay ahora, de lo que se modificó, lo que se sumó. Tengo mucho afecto por ese lugar”.

“Sé perfectamente que no puedo ni voy a trabajar en común con el señor Segovia, es imposible que yo lo haga. Y voy a explicar por qué: del mismo modo que descubrí otro error: nadie que ejerce el cargo que yo ejerzo puede tomar partido por su empleador. No se debe hacer. Sé perfectamente que el que me emplea no debo vincularme afectivamente. Es indispensable no establecer lazos afectivos. No me une nada con la conducción de la ANFP, jamás estuve en acto social con nadie, ni comí en casa de nadie ni fui a una obra de teatro. Nunca nada con nadie de la ANFP, porque no lo siento, son mis empleadores”.

“Pregunté a una persona que trabaja en AFA en Argentina para que me dijera si sabía algo del presidente de la ANFP. ‘Sí, se mucho’, me dijo. ‘Decíme algo contundente’, le dije. ‘Tiene a su cargo proyecto Goal, y solo los intachables tienen a su cargo el proyecto Goal de FIFA’, me dijo. Y dije ‘pucha, me lo dijo un tipo imparcial’. Después preside la organización que debe ser más cristalina en la FIFA, y aparte de eso se mancha la FIFA en el área en la que se desempeña, y tampoco se mancha él. Todo lo contrario”.

“ Con quién tengo yo el principal compromiso, me pregunté. En el fútbol los entrenadores no somos indispensables, da lo mismo, los medios dan lo mismo, los dirigentes dan lo mismo, los árbitros dan lo mismo, los espectadores dan lo mismo. Lo único que es insustituible son los hinchas, que es distinto a los espectadores, que es un tipo que mira y disfruta según la belleza de lo que se le ofrece. Los hinchas son insustituibles. Lo vi en Boca-River, hubo huelga de futbolistas, y juegan la reserva de Boca y River y el hincha va igual. Eso es amor por la divisa. Por eso distingo espectador de hincha, quien dibuja la silueta del fútbol, el que decide y nos lo cuenta, el que relata el fútbol es el hincha, es el único que no puede faltar”.

“Mire…soy enamorado de las hinchadas, cuando voy a ver Colo Colo o la U, miro mucho más las hinchadas que los partidos; me enojo si no me ayudan a descifrar los cantitos. Tengo amigos barrabravas, de 13 años para abajo, más grandes es compromiso. Me encantan las hinchadas, es el corazón de esta actividad”.

“El fútbol es la gente; Segovia dice que la gente no vota. Y me pregunta es: ¿cómo los destinatarios finales de todas las decisiones que toman quienes administran los clubes no votan? Pero dicen, las cuentas no las pagan ellos, y sí las pagan… Vi un documental de Colo Colo y dice que cuando se fundió el club, la gente hizo una colecta, y el síndico cobró el 20% de la plata de la gente, porque era legal. No es una acusación. ¿Quién paga la bancarrota de los clubes? ¿No es un buen ejemplo? Cuando no hay bancarrota, ¿quién sostiene el fútbol? Es fascista aquel que no apoya democracia, pero un procedimiento que excluye a los destinatarios de los efectos de las decisiones de quienes gobiernan, ¿no cuenta? ¿Y eso es democrático?”.

“Cuando uno trabaja en la Selección donde los jugadores no juegan por plata, uno se vuelve especialista en ver qué los emociona, qué los activa, los pone en máxima disposición para el uso de sus facultades. Por eso es extraordinario dirigir una selección, los jugadores reciben estímulos que no son económicos, y para un conductor eso es el paraíso”.

“Llegamos a lo central, la calidad de los futbolistas. Eso es, finalmente, el recorrido genuino para que los campeonatos tengan vida, y aparte, mire, pertenezco, soy parte de Newell’s Old Boys… nos formó Jorge Griffa y siempre nos dijo: Mirá, lo único que tenemos que saber de administración de clubes es esto: buenos jugadores, bueno equipos, títulos, transferencias de futbolistas, después del éxito. Ese circuito va a permitir que Newells siga rodando. Ni mirábamos el primer equipo, estábamos obligados a pensar lo que venía después. El ejemplo es el Colo Colo de Borghi, transfiere sus futbolistas en la cúspide. Si quieren mejorar el torneo, la única posibilidad que tienen es tratar de que los futbolistas sean mejores. ¿Cómo se hace esto? Cuento siempre esta anécdota. Vivo en Rosario entre dos pueblos, el orgullo de los pueblos es la arboleda de la entrada. En un pueblo cada intendente que llega corta árboles del anterior y pone los propios, y en el otro lo dejan crecer. ¿Cuál es el principio? Nos resistimos a invertir en aquello que no se percibe inmediatamente.

“Cuando pasó el episodio con Piñera, mi mujer me dijo ‘¿quién sos vos para interpretar la forma en que el pueblo de Chile decide festejar?’ No lo había pensado así, y a partir de ahí pensé en mi condición de hombre público y a qué me autoriza. Ojalá no me haya desubicado: tomé una posición que no se compatibiliza con tu condición de entrenador. Si algo hice equivocado, sólo fue para ser coherente con el aficionado de fútbol y no me siento demagogo…”

Anuncios

Un comentario

  1. Pensé siempre en Bielsa, como en una suerte de persona soberbia y un poco loca. En los textos de su conferencia de prensa por el tema Segovia, es notoria la coherencia de sus dichos y de su hacer… se va extrañar su compromiso y entrega-
    Pero quizás merecemos esto

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s