El Ejemplo

“Hace unos años fui con mi pibe a una compra venta de un amigo de la infancia, de la villa. Bueno, llegué, un lío bárbaro, nos fuimos a tomar unos mates. Y ahí, entonces, el tipo me dijo que no tenía sillas. “Y pasame un cajón, boludo”, le tiré. Al rato mi pibe pidió una gaseosa y mi amigo me dijo que no tenía vaso de vidrio. “Y que tome del pico”, le contesté. Y así… Cuando nos fuimos mi pibe me dijo: “Papá, son muy pobres”. Paré el auto en seco. Lo miré. “Escuchame una cosa, pendejo de mierda y la concha de tu madre, qué te pensás que sos, ¿millonario? ¿Sabés dónde vivía yo, pelotudo?”, le dije. Y lo llevé a la villa. Y le mostré mi casa, con el baño a 30 metros. Ahora se adapta a todo”.

José Luis Calderón, ex jugador de Independiente, Estudiantes, entre otros clubes, y actualmente en Argentinos Juniors.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s