Saldaño y el Bartoleo

En la década de los 80, Saldaño llegó de Ecuador a El Tabo con un cartel más grande que el de Hugo Tocalli o Sergio Markarian. Este chileno contaba que en el extranjero había hecho todo y que era un reconocido DT en las tierras del “guayas”, donde incluso llegó a estar a punto de dirigir al Barcelona, que en esos años era uno de los animadores de la Copa Libertadores.

La directiva del equipo se entusiasmo por contratarlo, pero sobre la base de lo que podía ofrecer un club amateur.

El hombre se las sabía por libro. Mostró fotocopias de recortes de prensa con destacados futbolistas internacionales y un montón de anécdotas de su periplo por Ecuador. Incluso dijo que sus hijos eran los mejores del mundo. Claro que el entusiasmo no duró mucho, ya que Saldaño no tenía idea del juego. Su frase típica era: “Esto no es fútbol, es puro bartoleo”. El equipo no anduvo y sus hijos no le pegaban al balón no dentro de un ascensor.

No obstante, puso una escuela de fútbol, auspiciada por el club, donde su pedagogía era dar cinco vueltas a la cancha de baby y jugar picados. Al poco tiempo Saldaño tuvo que agarrar sus maletas, pero no se fue muy lejos ya que fue recibido por el archirrival, después pasó por otros clubes del Litoral Central y posteriormente se le perdió el rastro.

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s