Maradona critica uso del VAR y afirma que tanto de Eduardo Vargas fue legítimo

El uso del VAR en los partidos de la Copa Confederaciones no ha pasado inadvertido para nadie, sobre todo después del duelo de ayer de Chile ante Camerún (2-0), donde hasta Diego Armando Maradona afirmó que el gol anulado a Eduardo Vargas fue legítimo.

Esto es probar, porque creo que el gol de Vargas ayer, que le da la pelota (Arturo) Vidal, es un gol regular totalmente. Los árbitros, cuando los juntan a los capitanes en los campeonatos del mundo, dicen que si tiene ventaja el delantero, que siga. Ese es el reglamento, porque la gente lo que quiere ver es gol. No quiere ve una defensa sincronizada o que no se le pueda entrar por ningún lado”, señaló el 10 al programa Estudio Fútbol.

“La tecnología ha llegado al fútbol pero también hay que poner a jugadores de fútbol que también puedan tener su opinión con respecto al gol. La gente va a la cancha a ver gol”, sentenció el ex jugador de Boca Juniors.

El ex volante también criticó al seleccionador de Argentina, Jorge Sampaoli, luego de los partidos de la albiceleste frente a Brasil y Singapur.

Creo que Sampaoli no sabe más que Bauza. Sampaoli le tirás la pelota y te la devuelve con la mano. No te creas que fue un gran jugador o es muy pensante. No te creas que en Sevilla hizo muchas cosas. Fue a Barcelona y se comió cinco. Hay que ver bien cuando uno contrata. Ojalá sea mentira que le hicieron un contrato de 5 años”, señaló.

“A mi Sampaoli me llamó cuando estábamos en la Davis de Croacia. Me dijo que me iba a ser un homenaje en Sevilla, que me quería conocer, que quería hablar de fútbol. Después vino lo de la Selección y no me llamó nunca más. Después me entero de que lleva ocho entrenadores. Para llevar ocho entrenadores, que se quede en la casa. Estoy muy enojado con Sampaoli. Yo estaba mirando la Copa Davis, salgo para hablar con él y me perdí casi 20 minutos hablando de proyectos, de un montón de cosas. Después cuando sale lo de Argentina, le hace la lista Verón, otro que no puede hacer una lista. Mejor que haga la lista de Inglaterra y no de Argentina”, sentenció.

Hizo la “gran Bilardo” y lo quieren echar del club

Todo un acontecimiento nacional fue la eliminación de Estudiantes de la Plata a manos del modesto Pacífico de General Alvear, equipo de la cuarta categoría del fútbol transandino, por la Copa Argentina.

Al equipo de La Plata le costó la renuncia del técnico Nelson Vivas y al cuadro “Cenicienta” el reconocimiento total…hasta que el defensa Federico Allende admitió que jugaron sucio, recordando, como no, al otrora Estudiantes de Bilardo.

“Teníamos que ensuciar el partido. A los jugadores de Primera no les gusta que les hagas tiempo, o que les juegues sucio. Yo hice la gran Bilardo y pinché a los delanteros de Estudiantes con agujas”, señaló Allende.

Luego de las críticas, el presidente de la institución mendocina, estalló en cólera y afirmó que “lo voy a echarlo del club. Estamos consternados, este hecho empañó el trabajo en equipo”.

Sampaoli: “Estimula ganar un clásico a Brasil”

En su debut en la banca de Argentina, Jorge Sampaoli destacó que el triunfo ante el clásico rival, Brasil, y el nivel mostrado por Leonel Messi.

“Remarcar la gran diferencia que existe entre Leo y el resto y lo sigo pensando. Viene siendo y será hasta que juegue el mejor jugador del mundo”, dijo el DT tras la victoria por 1-0 ante el scratch en Australia.

Respecto al juego mostrador por la oncena albiceleste, el ex estratega de Chile admitió que “en el primer tiempo hubo un tiro en el palo de Di María y otras jugadas para Argentina. Fue un partido en situaciones bastante parejo, en dominio también. Analizarlo, si es justo o no, es muy difícil. Puedo analizar el desarrollo, no el resultado”.

Agregó que “sabíamos que había una merma física, que nos costó un poco en el segundo tiempo. Estimula mucho ganarle a Brasil, porque para nosotros es un clásico siempre. Ganarle a Brasil es siempre muy importante. No se jugó un partido para cumplir, se jugó un partido para ganar. Algunos imponderables que tuvimos a favor hicieron que eso suceda”.

Quiso imitar a Panenka y quedó en ridículo

El delantero Omar Browne quiso emular a Antonín Panenka, pero no hizo más que causar una risotada general en la final del ascenso de fútbol panameño.

A pesar del error su equipo, el Atlético Independiente, venció 2-1 al Deportivo Municipal en el tiempo extra y se coronó como campeón del Torneo Clausura de la Liga de Ascenso de Panamá.

El día en que murió el capitán de Colo Colo, David Arellano, en Valladolid

 

david20arellano204

El diario El Norte de Castilla recapituló la historia de David Arellano, uno de los fundadores del equipo chileno, quien falleció durante una gira en España.

La tragedia se consumó el 3 de mayo de 1927, al día siguiente de que se disputara el segundo de los partidos amistosos entre la Real Unión Deportiva, campeón regional de Castilla y León, y el Colo Colo, campeón chileno, que se encontraba de gira por España y Portugal, después de de haberse enfrentado anteriormente a varios equipos de Ecuador, Cuba y Méjico. En realidad, la tournée de los futbolistas chilenos duró siete meses, en los que disputaron 42 partidos, con 25 victorias, 4 empates y 13 derrotas.

Al frente del Colo Colo, su máxima figura y capitán, David Arellano Moraga, un interior izquierdo de gran calidad técnica y capacidad goleadora. De hecho, en el Sudamericano de 1926, fue el máximo realizador del torneo y los seis tantos que marcó resultaron decisivos para que Chile se proclamase subcampeón. La expectación generada por su presencia en Valladolid no se vio defraudada, porque abrió el marcador en el primero de aquellos dos encuentros, celebrado el 1 de mayo de 1927 y saldado con la contundente victoria de los sudamericanos por 2-6.

Al día siguiente, viendo la superioridad mostrada por su equipo, David Arellano no pensaba jugar porque tenía molestias en un tobillo a consecuencia de un golpe sufrido en el primer partido, pero sus compañeros le convencieron para que se vistiera de corto y liderase, como era habitual, al Colo Colo que él mismo había fundado.

Sin embargo, la Real Unión Deportiva, dolida por la humillante derrota en el choque anterior, afrontó éste con una actitud muy diferente, más agresiva y ambiciosa. De hecho, los jugadores locales cobraron ventaja con goles de Perico San Miguel y ‘Pipi’ Pombo, e hicieron trabajar de lo lindo a los chilenos para concluir con un equilibrado 3-3.

En la crónica de El Norte de Castilla se vertían encendidos elogios al juego del conjunto local y, solo de pasada, se hacía una breve mención al hecho de que Arellano tuvo que retirarse del campo lesionado a consecuencia de un choque fortuito con un rival. No se conocía en el momento de redactar la noticia, la tragedia que se estaba gestando en una habitación del hotel Inglaterra, cuartel general del equipo chileno en nuestra ciudad.

Arellano padecía una hernia umbilical y para disputar los partidos usaba un protector que aquel 2 de mayo no llevó al campo porque no iba a jugar. El capitán chileno no podía imaginar que tratándose de un partido amistoso, el riesgo pudiera ser tan alto, pero en un lance del juego, el delantero del Colo Colo y el jugador vallisoletano David Hornia –paradójicamente el más bajito del conjunto local-, saltaron para disputar un balón, con tan mala fortuna que éste cayó de rodillas sobre el abdomen de su adversario, provocándole un dolor tan intenso que hubo de abandonar el campo en brazos de sus compañeros.

En vista de que las molestias no remitían, decidió trasladase al hotel y meterse en la cama con la esperanza de que pasara la crisis, pero no fue así y la preocupación de la delegación chilena era tal que los directivos decidieron llamar a un médico para que pusiera remedio. El doctor Morales, se trasladó desde el Hospital Provincial al hotel y tras reconocer al paciente, comunicó al presidente del Colo Colo se terrible diagnóstico: “Sufre una peritonitis traumática que no tiene solución. Su muerte es cuestión de horas”.

Al jugador, no obstante, le dijeron que iba a ser operado y que le anestesiarían para que no tuvieses dolores, pero Arellano, que era maestro de enseñanza primaria, sabía de la gravedad de su estado. Sus compañeros, entre los que estaban sus dos hermanos, Francisco y Alberto, le estuvieron acompañando y trataron de animarle, hasta que las seis y media de la tarde del día 3, veinticuatro horas después de haber sufrido el percance, dejaba de existir.

La noticia de la muerte del capitán chileno, recogida en primera plana por El Norte de Castilla en su número del día 4 de mayo, conmocionó a la ciudad entera. Tras la autopsia realizada en el Instituto Anatómico Forense, en la que se comprobó que tenía el intestino desgarrado, se celebró el sepelio con asistencia del arzobispo Gandásegui y autoridades civiles, militares, académicas y deportivas, además de los jugadores del Colo Colo y la Real Unión Deportiva, y una conmovida muchedumbre de más de 6.000 personas que, como era costumbre en la época, despidieron el duelo en la iglesia de San Pedro Apóstol.

Ya en el cementerio, jugadores de ambos equipos llevaron a hombros el féretro hasta la tumba en que fue enterrado, trago doloroso tras el cual uno de los compañeros del fallecido, Bravo, pronunció unas palabras de agradecimiento, recogidas en la reseña del periódico: «Ahora nuestro capitán queda aquí, en un suelo acogedor y hermano, aunque muy lejos de donde nació. Allá, en aquella tierra nuestra, se encuentra una madre atribulada, anciana venerable que despidió a tres hijos y solo podrá abrazar a dos al regreso, porque el otro queda aquí para siempre».

Esta última frase de su desgarrador discurso no se cumplió, porque Arellano era ya un patrimonio tanto de su club como de su país, y el 2 de agosto de 1929, el cadáver fue exhumado y trasladado hasta Vigo, donde en barco viajó al puerto de Valparaíso y después hasta la capital, Santiago, donde reposa en el panteón de ilustres del Colo Colo.

Pero tras la conmoción que supuso la muerte del capitán del conjunto chileno, se produjeron dos reacciones contradictorias que sí conviene recordar. El día 4 de mayo de 1927, tras el entierro, los dos hermanos de Arellano y uno de los directivos decidieron regresar a su país, cosa muy lógica, pero el resto del equipo resolvió continuar la gira y cumplir los compromisos contraídos, jugando 9 partidos más contra el Valencia, Selección Valenciana, Castellón, Puerto de Sagunto, Madrid, Murcia, Elche, Barcelona y Mallorca, algo que fue duramente criticado por los medios informativos chilenos.

La reacción de los vallisoletanos, en cambio, mereció unánimes elogios, ya que se organizó una suscripción popular y un partido entre la Selección Vallisoletana y la Selección Madrileña, a beneficio de la madre del infortunado David Arellano, viuda de avanzada edad y en situación económica muy precaria.

Leer el reportaje completo en http://www.elnortedecastilla.es/deportes/futbol/201705/03/murio-capitan-colo-colo-20170503090749.html

Tabinos cayeron luchando en Brasil

Copa Victor Calderón

A 114 kilómetros de Sao Paulo, en el municipio de Salto, el Club de Amigos Eduardo Jones disputó un intenso partido ante un combinado local, cayendo por el estrecho marcador de 5-4.

La gran figura de los visitantes fue el espigado Enrique Vera, quien convirtió en dos oportunidades, aunque sus tantos no lograron el resultado que se esperaba. Los otros dos goles fueron convertidos por Sebastián Vera y Pedro Espinoza.

Así la Copa “Víctor Calderón Cano”, en honor a un destacado ex jugador de El Tabo, se quedó en Brasil. “Luchamos, pero un gol en el último minuto nos quitó un meritorio empate. Aunque lo más importante fue destacar el legado de Eduardo y visitar a un amigo tabino (Mauricio Calderón) que se avecindó en Salto”, señaló el presidente de la delegación, Pedro Espinoza.

Santiago ‘El Tanque’ Silva llega a la UC: “A veces se me sale la chaveta”

Santiago Silva ya está en Chile para firmar su contrato con Universidad Católica, uno de los refuerzos más comentados del fútbol chileno, pese a los 36 años del uruguayo ex Boca y ex Fiorentina.

El atacante, que dejó Banfield, es reconocido por ser muy “caliente” dentro del campo de juego, como lo demostró el día que defendiendo los colores de Lanús ante O’Higgins de Rancagua, por la Copa Libertadores, casi agredió al juez tras el penal que atajó su compañero de equipo.

“Al entrenarme me río todo el tiempo y trato de divertirme pero adentro de la cancha intento estar lo más concentrado posible. Vivo los partidos con mucha intensidad y a veces se me sale la chaveta y me pongo un poco loco, pero afuera soy una persona normal que se ríe como todos. Por ahí hay gente que no se me acerca ni me habla porque tengo cara de loco y tal vez parezco mala onda, pero no, para nada, no soy así”, reconoció Silva hace algunos años a la Revista El Gráfico.

Respecto a las celebraciones en cada gol, afirmó que “como siempre lo explico, preparo esos festejos como una manera de motivarme y por suerte salió siempre bien desde que lo hice en los equipos”.

El Tanque también explicó el tatuaje que lleva en el cuerpo: “Es maorí, de los indígenas de Nueva Zelanda. Cuanto más se tatuaban, incluso la cara y el cuerpo, más mando tenían. Leí un par de libros sobre ellos y me llamó mucho la atención”.

“Dentro de la cancha, uno por momentos tiene ese espíritu, mis características de andar corriendo para acá y para allá me motivan. Vos ves un partido de rugby y cuando hacen el haka decís: “Estos te van a matar, te van a matar”. Los rivales también son grandotes pero a los All Blacks los ves y decís: “Estos son enfermos de la cabeza, son animales”. Y lo toman como una motivación. El haka es una locura, parece que te van a comer vivo”, admitió.